Print this page
Viernes, 07 Julio 2017 21:18

Trastorno Bipolar y el consumo de Drogas

Written by
Rate this item
(17 votes)
Bipolaridad y consumo de drogas Bipolaridad y consumo de drogas Trastorno Bipolar depresivo y consumo de drogas

El trastorno bipolar y el consumo de drogas ambas son enfermedades graves que destruyen al ser humano. Es una afección dual que perjudica las funciones del cerebro y el comportamiento en general de la persona. El Trastorno Bipolar también se llama como la enfermedad maníaco-depresiva o la enfermedad de las dos caras, es usual que las personas que sufren del trastorno bipolar y consumen drogas experimenten cambios de ánimo inusuales.

La persona con trastorno Bipolar combinada con la drogodependencia, a veces siente gran felicidad o motivación, se muestran mucho más activos y enérgicos que de costumbre, esto es cuando están pasando por una elevación anómala del estado de animo, los vemos que caminan de un lado a otro riéndose y haciéndose comentarios a ellos mismos, a este estado le llamamos Estado de Euforia o Manía. En otras ocasiones se sienten muy tristes o deprimidos, muchas veces pensativos y negativos, se vuelven también mucho menos trabajadores, menos cooperativos, sienten un gran peso en el pensamiento que les imposibilita realizar sus labores con gran diligencia, a este estado se le llama Estado Anímico depresivo o depresión. Es evidente que las personas que sufren del trastorno bipolar tienden a sufrir de cambios inesperados en su comportamiento, su energía también cambia constantemente entre altos y bajos, y más cuando consumen narcóticos alucinógenos.

La enfermedad del trastorno bipolar no es lo mismo que las variaciones que experimentan el resto de las personas, en el estado de animo. Los síntomas del Bipolar son mucho más fuertes. Su variación de comportamiento puede dañar las relaciones entre la familia, la pareja, los vecinos, compañeros y hacer que sea difícil para ellos asistir al colegio o conservar un empleo con regularidad, aunque con la terapia y tratamiento pueden hacerlo. Algunas personas que sufren del trastorno bipolar y consumen drogas, intentan causarse daño a ellos mismos, a las demás personas, hasta llegar a suicidarse.

Durante el periodo depresivo, el Bipolar puede:

  • Sentirse preocupados y vacíos
  • Sentirse muy tristes o deprimidos
  • Sufrir de un déficit en la concentración
  • Su memoria se afecta, se olvidan de las cosas con facilidad
  • Pierde el interés en actividades como el deporte y volverse menos activos
  • Sentirse agotados o sin energía
  • Sufrir de insomnio o tener dificultad para dormir
  • Pensar en atentar contra su vida, muerte o suicidio.

Los cambios en el estado de ánimo de los bipolares se llaman Episodios Anímicos. Las personas pueden ser Bipolares afectivos o esquizofrenicos paranoicos o una combinación de ambas cosas. Durante un episodio en donde el bipolar se muestra depresivo maníaco, hay que tener sumo cuidado con el o ella, ya que pueden reaccionar violentamente, y son muy difícil de controlar cuando se exaltan, no sabemos cual va a ser su reacción, si van a gritar, golpear o agredir a alguien. Estos episodios anímicos provocan síntomas que duran un par de días, una semana y a veces hasta un mes. Durante un episodio, los síntomas se presentan todos los días durante la mayor parte del día.

Los siguientes situaciones pueden provocar un episodio maníaco depresivo:

  • Consumo de drogas psicoactivas como el Crispy y la piedra.
  • Después que una mujer de a luz (depresión postparto)
  • Períodos de no poder dormir (insomnio)
  • Medicamentos no recetados por un Doctor, como antidepresivos, barbitúricos o esteroides

El ser humano con problema de bipolaridad tiene un gran riesgo de hacerse daño o cometer suicidio. Si esta persona no se le trata con la terapia espiritual y medicina adecuada, pueden llegar a consumir Drogas como la cocaína, Crispy, Piedra, Alcohol u otros alucinógenos de maneras exageradas, se vuelven en abusadores de la sustancia, y esto en la mayoría de los casos empeora su salud mental, todo esto puede empeorar los síntomas de la bipolaridad y el riesgo de cometer suicidio.

Sabemos que hay causas que pueden provocar episodios depresivos en el bipolar como los son: los gritos, las ofensas, las peleas, traumas del pasado, consumo de drogas y el estrés, son detonadores que pueden hacer estallar al bipolar que lleva por dentro. El sufrir de estrés o padecer un trauma emocional no son causa suficiente como para desarrollar este trastorno de bipolaridad en el ser humano, pero sí puede afectar a alguien que genéticamente padece de la enfermedad. El abuso de drogas es un factor de riesgo para el bipolar, y se le debe prohibir a este tipo de personas el consumo de drogas, es crucial que en ninguna etapa de su vida fumen Crispy (Marihuana) o Piedra (Crack), tomen alcohol, ni consuman ningún tipo de alucinógeno, ya que puede ser un desencadenante importante en esta enfermedad.

Sabemos que cualquier estimulante, narcótico o substancia química como las drogas alucinógenas son un factor de riesgo para el joven, más si se consume a edad temprana, entre más precoz sea el joven en el consumo de la droga, más riesgo tiene de dar nacimiento a cuadros psicóticos.

Debemos de ser muy cuidadosos, ya que puede que tenga un padre o una madre con este trastorno y puede existir una predisposición genética a padecer de la enfermedad, y no manifestarla. Si se toma los cuidados necesarios, y las terapias se puede evitar que el joven sufra de esta enfermedad.

Es muy importante que si usted conoce a alguna persona con este trastorno, y esta persona sea hombre o mujer está consumiendo crispy o cualquier otra droga, que se ponga en contacto con un experto en este tipo de temas, ya que su situación puede empeorar, hasta que cometa una acto de agresividad hacia otra persona o que pueda llegar a suicidarse, no se tome el riesgo de querer ayudarle sin primero consultar con un Psicólogo Terapeuta o Centro de Rehabilitación.

Read 4145 times Last modified on Martes, 11 Julio 2017 22:17
Ministerio

El Ministerio de La Fundación Teen Challenge dirigido por el Apostol Luis Carlos Nieto Hurtado.